miércoles, 25 de mayo de 2016

MONTERREY DESPUES DE LA BATALLA DE 1846



Por: Pablo Ramos.


Cuando termino la Batalla de Monterrey de 1846, la ciudad quedo casi destruida, sus habitantes saldrian siguiendo al ejercito Mexicano mujeres, niños, cargando sus pequeños animales, saldrian de las calles de Monterrey con rumbo a Saltillo y de ahi a SLP, dejando atrás a sus muertos, a sus propiedades y siendo ocupada la ciudad por un ejercito extranjero, con costumbres distintas y un odio intenso hacia los mexicanos,al salir eran abucheados por los Texanos y soldados que se encontraban a la orilla del camino,ahi hiban tambien los 40 desertores del ejercito norteamericano lidererados por el teniente John Reily quien al ver a sus excompañeros, levanto la cabeza y orgulloso pasaria enfrente de ellos, al saber que estaba haciendo lo correcto,junto con ellos saldria tambien la valiente Maria de Jesus Dosamantes quien habia jurado defender su pais del comanche blanco que invadía su sagrado pais, ella que habia combatido en el Fortin de la ciudadela o fort independencia, donde ademas montaria un caballo y vestida de Capitan saldria persiguiendo al ejercito invasor norteamericano,las calles lucian dsiertas, las puertas de las casas abiertas los muertos regando con su sangre el suelo sagrado de Monterrey, los animales muertos,los heridos a orilla de las acequias,los monticulos donde reposaban los valientes, ahi se encontraba una regiomontana anonima que habia auxiliado a heridos de ambos bandos, y que un disparo asesino callo su valiosa Vida, a ella que dio sus oraciones y sus cuidados a su projimo deberia honrarla la humanidad como la primera ENFERMERA DEL MUNDO,



la ciudad estaba impregnada con distintos olores, que perdurarían por muchos dias,los cultivos y el agua estaban contaminados, o destruidos,asi en ese panorama, la vida continuaba, las autoridades civiles se pondrian de acuerdo con los oficiales del ejercito nortemaericano comandados por el General W. Worth, hasta que termino el armisticio reanudandose las hostilidades, no siendo un lugar seguro para vivir, la poblacion regiomontana se resistia a regresar a sus casas que habian sido ocupadas por los oficiales de EU.

Durante dias los hospitales de mexicanos y norteamericanos en la ciudad estaban sufriendo bajas al morir por sus heridas los valientes,y eran enterrados a orillas de la ciudad,siendo desenterrados por los lobos y animales que merodeaban la orilla de la ciudad de Monterrey,sus restos eran dejados en la superficie, los Medicos mexicanos que habia dejado el Dr. Nicolas Iñigo,ala cuidado de los heridos cada dia batallaban mas para contar con los insumos necesarios para los cuidados que requerian los 12 amputados perdian la Batalla y eran enterrados en los panteones de la ciudad,a los muertos mexicanos en numero de 123 fueron enterrados en fosas comunes sin ser registrados en los libros de la iglesia catolica,algunos serian reclamados años despues siendo necesario realizar nuevas boletas.

recordar que fue la ciudad ocupada por cas 2 años, conviviendo de manera dificil ocasionado muertes violentas.



esta y otras historias seran compartidas por el Arqueologo e historiador Enrrique Tovar del INAH Nuevo Leon, el viernes 27 de mayo del 2016 a las 17.30 hs.


VISITA MONTERREY TIERRA DE HISTORIA Y TRADICION.