martes, 29 de diciembre de 2015

SELAVIA ARISTA ?ES ACASO LA MUCHACHA DE MONTERREY DE 1846.?



Por: Pablo Ramos

cuantas historias olvidadas por le Historia de Nuevo León y Monterrey en 1846, existe una versión de la Colonia Dewitt  donde se habla de la Muchacha de Monterrey de 1846 dejemos que se explique esta versión.


".... Unos diez días después de mi llegada  a Monterrey los ciudadanos dieron a los oficiales de un baila  o fandango.  ninguno invitados pero comisionados oficiales, y esta joven señorita, Selavia Arista, fue Taré y su vestido y su chaqueta fue  estimado en  unos 5.000 a 25.000 dólares. Yo había sido su  conocido unos días antes, y como pude hable bien el idioma español, ella parecía mirar a mí en busca de protección y tuve que hablar con  ella por lo menos cincuenta veces esa noche. Ella fue    admirada por muchos un joven oficial del ejército de Taylor. Ella era la señorita se ha señalado, el Maid of Monterey. Ella fue la que actuó la parte de caridad para los soldados heridos que causaron David Cule, el pequeño irlandés, que fue herido  para componer la canción conocida como "La Dama de Monterey." Ella se vistió de sirvienta  y fue ministrar entre los soldados heridos. aquí voy a insertar la canción. "

[Esta pieza aparece en otros lugares en los registros históricos y se le atribuye a diversos autores]

La Dama de Monterrey
La luz de la luna brillaba débilmente
Sobre la llanura de batalla
Una suave brisa  suavemente
 las características de los muertos
Las armas habían acallado su trueno
Los tambores en silencio yacían
Luego vino la señorita
La Dama de Monterey.

Ella le dio una mirada de angustia
Sobre la muerte y los muertos
Y ella hizo su regazo una almohada
Para él, que gemía y se desangró
Ahora  a esa belleza brillante
Quién conduce muertes dolores de distancia
Esa señorita de ojos mansos
La Dama de Monterey.

Aunque amaba a su país
Y oró para que pudiera vivir
Sin embargo, para el extranjero herido
Una lágrima que tenía que dar
Y cuando el soldado moribundo
En su brillante destello oró
Ellos bendijeron la señorita
La Dama de Monterey.

Ella le dio agua al sediento
Y curo cada herida sangrante
Una oracion  ferviente pronunció
Para aquellos a quienes la muerte había condenado
Y cuando el clarín sonó
Sólo al romper el día
Todos ellos bendijeron a  la señorita
La Dama de Monterey.


un poema de la BATALLA DE MONTERREY DE 1846, publicado en un  periódico de EU.



VISITA MONTERREY. TIERRA DE HISTORIA Y TRADICION.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION ES MUY VALIOSA . DIME QUE TE GUSTARIA QUE SE AGREGARA A ESTA PAGINA. o ponte en contacto a https://twitter.com/prbgine