lunes, 6 de junio de 2011

HALLAN RESTOS DE SOLDADOS DE LA BATALLA DE MONTERREY DE 1846



http://www.inah.gob.mx/index.php/boletines/8-investigaciones-y-estudios-historicos/5062-hallan-restos-de-soldados-de-batalla-de-monterrey-de-1846#top-toolbar-article


Por. Pablo Ramos



Nuevamente Monterrey es Noticia Nacional e internacional, los Hallazgos en el Fortín de las Tenerías de Osamentas de combatientes de 1846 encontrados recientemente por los arqueologos del INAH Nuevo León al cargo de La arqueologa Araceli Rivera Estrada, del Arqueologo Victor H. Valdovinos, y con el apoyo de los Investigadores e Historiadores de Nuevo León Ahmed Valtier,  Pablo Ramos, Maestro Miguel Angel Gonzalez Quiroga,  Jesús Avila, Cesar Morado Macias, Eduardo Cazares, Luis Rafael Rodriguez, Margarita Dominguez,Dr. Pedro Cantu, Javier Alcala y tantos mas quienes han apoyado este rescate, vean esta noticia que difundió el dia 2 de Junio  por la tarde el INAH Nacional.



**************************************************

Hallan restos de soldados de Batalla de Monterrey de 1846


Jueves, 02 de Junio de 2011 15:26












INAH, en labores de salvamento arqueológico para la salvaguardia de las osamentas.

Fotos





En la Sultana del Norte





HALLAN RESTOS DE SOLDADOS DE BATALLA DE MONTERREY DE 1846



***Arqueólogos del INAH localizaron 10 osamentas pertenecientes a soldados caídos en esa intervención estadunidense



*** Se hallaron en el Fortín Tenerías, en Nuevo León, donde en excavaciones anteriores ya se había encontrado otra decena de esqueletos de los combatientes



Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) hallaron en el Fortín Tenerías, en Nuevo León, 10 osamentas pertenecientes a soldados caídos en 1846 durante la Batalla de Monterrey, en la que se enfrentaron norteamericanos y mexicanos; estos esqueletos se suman a otros 10 encontrados en excavaciones previas efectuadas en 1995, 2006 y 2008.



El descubrimiento se registró durante las obras efectuadas por una empresa constructora, en tres predios distintos localizados entre las calles Héroes del 47 y George Washington de la capital neoleonesa, donde especialistas del INAH realizaron labores de salvamento arqueológico para la salvaguardia de las osamentas.



La investigadora Araceli Rivera Estrada, responsable del salvamento arqueológico, explicó que a partir del tamaño de los cráneos —relativos a la raza caucásica— y la estatura de las osamentas —que va de 1.75 a 1.80m—, se considera que los esqueletos hallados corresponden a soldados estadunidenses, toda vez que los rasgos físicos no coinciden con los del mexicano promedio de aquella época.



Según fuentes documentales, en la intervención estadunidense —que se verificó del 21 al 23 de septiembre de 1846 y culminó con la toma de la ciudad regiomontana— murieron alrededor de 25 soldados mexicanos y 30 norteamericanos, a estos últimos corresponderían la mayoría de la veintena de esqueletos encontrados en las cuatro excavaciones arqueológicas hechas en los últimos 15 años.



Durante esta última temporada del Proyecto de Salvamento Arqueológico en el Fortín Tenerías, abundó la especialista del INAH, efectuada del 17 de enero al 14 de mayo del año en curso, se desenterraron 10 osamentas localizadas en los sectores oeste y suroeste de dicho predio, de las cuales tres se hallaron completas y corresponden a los enterramientos 2, 4 y 6.



Rivera Estrada comentó que “todos los soldados fallecieron en combate, aunque algunos de las osamentas presentan fracturas, como el caso del esqueleto número 2, que fue hallado con el fémur izquierdo cortado, cuya evidencia hace pensar que le fue amputada la pierna.



A su vez, dijo, la osamenta número 4 se encontró con huellas de una posible herida en uno de los fémures, que quizá provocó infección, además de que sólo se halló una cuarta parte del cráneo, por lo que se intuye que murió al instante por impactos de bala en la cabeza.



Respecto al enterramiento número 6, la investigadora del Centro INAH-Nuevo León, mencionó que el húmero izquierdo se halló totalmente destrozado también por impactos de bala.



“Estos restos óseos tienen pedazos de madera adheridos, debido a que el cuerpo fue depositado en una fosa rectangular a la cual se le colocó una capa de corteza, seguramente de mezquite, con la que se tapó el entierro y que al paso de los años, por el peso del sedimento superior, se colapsó y los fragmentos de madera cayeron sobre el esqueleto”, explicó la arqueóloga Rivera.



“También se localizaron restos de cerámica, metal, vidrio y concha, así como 16 botonaduras de chaquetín pertenecientes a uniformes de los combatientes, ocho clavos en el entierro número 6 y restos de madera”, agregó.



Durante las investigaciones previas hechas por el INAH en 1995, en el suroeste del predio tres, se hallaron aproximadamente 15 clavos y cinco osamentas fragmentadas, una de ellas llevaba consigo dos monedas de plata de medio dólar.



En 2006 se llevó a cabo una segunda excavación, bajo la responsabilidad del arqueólogo del INAH Moisés Valadez, quien encontró fragmentos de otras cuatro osamentas de soldados que probablemente fueron depositados en una fosa común, ya que los restos óseos —entre ellos tórax, cráneos y mandíbulas— estaban revueltos.



“Lo característico en estos huesos, es que muchos de ellos tenían pigmentación verdosa, propia de los restos que son expuestos al metal, por lo que suponemos que estos soldados fallecieron en combate al recibir impactos de bala, que al paso del tiempo mancharon los restos.



“Además hallamos dos balas —una aún totalmente esférica y la otra un poco aplastada debido a que ya había sido disparada—, así como un botón de hueso e infinidad de material de relleno, como vidrio, cerámica, plástico, cuero, loseta, entre otros”, comentó el arqueólogo Valadez.



En la excavación de 2008 —el predio norte— sólo se descubrieron fragmentos de un esqueleto en muy mal estado de conservación, que también fueron rescatados durante obras de construcción de una empresa privada.



Una de las hipótesis por la que no se han hallado osamentas de soldados mexicanos, apunta a que sus familiares los sepultaron en diversos panteones de la región, consideró la arqueóloga Araceli Rivera.



Actualmente, todos los restos óseos —excepto los hallados hace cinco años— están resguardados por el INAH en el Museo del Obispado, donde serán estudiados por el antropólogo físico Jesús Velasco González, del Centro INAH-Tamaulipas, para precisar las posibles causas de muerte de los individuos.



Los fragmentos encontrados en 2006 por el arqueólogo Valadez, fueron trasladados a la Dirección de Antropología Física, en la Ciudad de México, donde fueron analizados.



La investigadora Araceli Rivera externó la intención de colocar en el Fortín Tenerías una placa que haga referencia a la Batalla de Monterrey de 1846; además se contempla la posibilidad de abrir un pequeño museo de sitio donde se exhiban los restos y se explique su valor histórico y arqueológico.



Durante 1846 y 1848, cuando se llevó a cabo la intervención estadunidense en México, en Monterrey se levantaron trincheras en las bocacalles, se erigieron más de una decena de baluartes y fortines, distribuidos en las orillas y las entradas de la ciudad, siendo los más importantes el de La Ciudadela y el de Tenerías.



En este último se desató la Batalla de 1846, donde participaron alrededor de 900 soldados nacionales y norteamericanos. La tropa mexicana, conformada por las milicias de Nuevo León y de la Ciudad de México, fue encabezada por el general Pedro de Ampudia, mientras que la estadunidense —integrada por los batallones de Ohio y Kentucky, y de los regimientos de Tennessee y Mississippi— estuvo al mando del general Zachary Taylor.
***********************



Archaeologists find remains believed to be 10 US soldiers from 1846-48 Mexican-American War

Article by: MARK STEVENSON , Associated Press Updated: June 2, 2011 - 8:17 PM






. MEXICO CITY - Archaeologists said Thursday they have found 10 sets of skeletal remains that may belong to U.S. soldiers who died during a battle in the 1846-48 Mexican-American war.



The government experts said the shape of the skulls and bone measurements suggest the skeletons belonged to Americans who were killed in the battle of Monterrey on Sept. 21-23, 1846.



Archaeologist Araceli Rivera said the height of the skeletons — between 5 feet, 7 inches (175 centimeters) and 5 feet, 9 inches — and "Caucasian" skull features indicated they were Americans.



The finds made during digging between January and mid-May came in the same area of the northern city of Monterrey where a total of 10 other sets of remains have been discovered during excavations since 1995. The archaeologists are digging in the area because a construction company plans to build there.



Artifacts found near skeletons excavated in past years at the site — including two half-dollar U.S. coins — also suggested U.S. nationality.



"All the soldiers died in combat, but some have fractures, as is the case of skeleton Number 2, which was found with its left femur cut off, which indicates the leg was amputated," Rivera said.



Some of the bones had greenish stains, suggesting they had been in long contact with metal — possible the bullets that took their lives.



While Mexicans also died in the 1846 battle, Mexico's National Institute of Anthropology and History said none of their remains had been found, probably because families collected their remains and buried them in graveyards.



The U.S. Defense Department's Joint POW/MIA Accounting Command, which is responsible for identifying U.S. service members from past conflicts, did not returns calls for comment on the latest find.



Diane France, a forensic anthropologist and director of the independent Human Identification Laboratory of Colorado, wrote that "determining whether the skulls are 'Americans' or Mexican soldiers would potentially be possible" but that more study is needed.



"It might be possible to identify which soldiers they are and ... repatriate them," France wrote. "The remains are pretty fragmentary but there might be some evidence remaining. The facial features and dentition (teeth), where remaining, may be significant."



The anthropology institute said documentary evidence indicates about 25 Mexicans and 30 U.S. soldiers died in the battle of Monterrey, which came during a war that saw U.S. troops sweep into Mexico and eventually capture Mexico City.



The war ended in a Mexican defeat in 1848 that, along with Texas' independence struggle, cost Mexico half its territory.



! VISITE MONTERREY! TIERRA DE HISTORIA Y TRADICION.


LIGAS INTERESANTES:


http://impreso.milenio.com/node/8970436


http://feeds.univision.com/feeds/article/2011-06-02/descubren-en-mexico-esqueletos-al?refPath=/noticias/ultimas-noticias/

http://www.milenio.com/node/734599

http://www.info7.com.mx/a/noticia/271077/normal/esp_home/24

http://www.startribune.com/world/123064333.html


http://www.msnbc.msn.com/id/43260931/ns/world_news-americas/t/mexico-uncovers-possible-us-soldiers-remains/43260062

http://news.yahoo.com/s/ap/20110603/ap_on_re_la_am_ca/lt_mexico_us_skeletons

http://www.heraldonline.com/2011/06/02/3117981/mexico-uncovers-possible-us-soldiers.html


1 comentario:

  1. Pedro:
    De nuevo teniendo la oportunidad de revisar tu blog, y disfrutar de tus excelentes aportaciones para el tema de la invasión del 46.

    Leyendo toda la crónica de los descubrimientos y del origen de los cuerpos, me surgen dos preguntas:
    ¿cuál crees tú, que sea la razón de que los norteamericanos hayan dejado sin rescatar estos cadáveres de algunos de sus compañeros?
    Considerando que los invasores abandonaron la ciudad casi dos años después de haberla invadido.

    Y la segunda: ¿cabe la posibilidad de que 164 años después de los acontecimientos, las autoridades americanas pidan la repatriación de estos cuerpos?

    Te mando un saludo.

    ResponderEliminar

TU OPINION ES MUY VALIOSA . DIME QUE TE GUSTARIA QUE SE AGREGARA A ESTA PAGINA. o ponte en contacto a https://twitter.com/prbgine