miércoles, 7 de abril de 2010

CARTA DEL GENERAL Z. TAYLOR. SOBRE LA BATALLA DE MONTERREY 1846, 9 DE NOVIEMBRE 1846

Por. Pablo Ramos
Infinidad de correspondencia fue realizada en la Primer Batalla ocurrida en un país extranjero de los EU, es en Monterrey del 21 al 23 de Septiembre de 1846, meses despues hubo inconformidad de parte del Presidente de los EU Polk ya que atribuia al General Zachary Taylor tibieza en la rendición de la Fuerte plaza de Monterrey Nuevo León, el General Taylor le explica a su amigo el General Gaines los motivos de la aceptacion de los términos de la rendición de Monterrey, pero dejemos que las palabras del General Taylor describan esta parte de la Historia de Monterrey de hace 163 años, el Futuro Preidente numero 12 de los EU permaneceria en Nuevo León en los años 1846 y 1847, saliendo a EU para aceptar la candidatura a la Presidencia la cual ganaría y gobernaria por dos años hasta su muerte la cual ocurrio al parecer de la epidemia del Cólera de 1849. **************************************************************
CARTA DEL GENERAL TAYLOR AL GENERAL GAINES NOVIEMBRE DE 1846
“Después de llegar el día 19 de Septiembre a Monterrey con 6,250 hombres dos mil setecientos de línea y el resto de Voluntarios los sucesos posteriores se hayan consignados en mis partes, particularmente en el muy detallado del 9 del Pasado(Octubre).
No creo que el Gobierno de Washington quedara enteramente satisfecho con los términos de la capitulación celebrada con el General Mexicano que ya había usted visto porque se publico en el periódico oficial y en otros varios. En este momento he recibido la contestación del ministro de la Guerra a la nota que le participe de la rendición de Monterrey y las circunstancias que la acompañaron. En ella me dice : que ha sentido el presidente no hubiera yo insistido en las condiciones propuestas en mi primera comunicación al general Mexicano,(Ampudia) agregando que las circunstancias que me obligaron al cambio lo justifican indudablemente.
Aunque dicha capitulación puede parecer demasiado liberal por nuestra parte al presidente (de EU) y a sus consejeros así como a otros que miran las cosas desde lejos y particularmente a los que ignoran la posición que guardábamos pues sabiéndola opinarían de diversos modos, yo después de una madura reflexión no encuentro en ella nada que me haga arrepentir de mi conducta. Las propuestas del General Pedro de Ampudia, que influyeron mucho en mi resolución se fundaban en que nuestro gobierno había ofrecido terminar las diferencias pendientes por medio de una negociación lo cual sabia yo que era cierto aunque ignoraba el resultado de cuya negociación se ocupaban ya las autoridades respectivas y el (General Ampudia) no dudaba tendría un éxito favorable porque su nación (México) estaba inclinada a la paz. Esto supuesto no considere necesario DERRAMAR MAS SANGRE. Las fuerzas mexicanas eran mucho mayores que las nuestras y por la extensión y posición de la plaza NO LA HUBIERAMOS PODIDO CERCAR COMPLETAMENTE. Así es que la mayor parte de sus tropas sino todas habrían abandonado la ciudad si hubiera querido e internándose en los montes efectuaría su retirada sin que pudiéramos impedirlo. Si nos hubiéramos visto precisado a tomar la plaza por Asalto lo que indudablemente habríamos conseguido hubiéramos tenido cincuenta o cien muertos mas, además de los heridos perdida que quise evitar porque había alguna esperanza de paz aunque remota. Quise ahorrar la muerte de muchas mugeres indefensas y niños inocentes que habrían perecido si se hubiera realizado el asalto. Además tenia el ejército enemigo (Mexicano) a poca distancia de la ciudad una buena fortificación (la Ciudadela) que si hubiéramos atacado a la bayoneta nos habría costado muchas vidas y con el tren tan reducido de artillería gruesa o de batir que teníamos necesitábamos de veinte a veinticinco días para tomarla, después de varios encuentros.
Que los mexicanos hubieran entregado una plaza tan fuerte como la de Québec fortificada POR HABILES INGENIEROS MEXICANOS sostenidos sus parapetos por 42 piezas de artillería abundantemente provista de municiones defendida por siete mil soldados de línea y dos mil milicianos SIN CONTAR CON MILLARES DE CIUDADANOS(Regiomontanos) capaces de TOMAR LAS ARMAS y todo esto cuando el ejercito sitiador se componía de la mitad del que ocupaba la plaza cuando estaba escasamente provisto y con poca artillería es uno de los acontecimientos raros en la historia.”………

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION ES MUY VALIOSA . DIME QUE TE GUSTARIA QUE SE AGREGARA A ESTA PAGINA. o ponte en contacto a https://twitter.com/prbgine