sábado, 5 de septiembre de 2009

CARTA DEL DR. MANUEL LOZANO MEJIA , NIETO DEL GENERAL FRANCISCO MEJIA ,HEROE DE LA BATALLA DEL PUENTE DE LA PURISIMA 21 SEPTIEMBRE DE 1846

Por: Pablo Ramos
El historiador Neoleones Don Santiago Roel publico una carta en Mayo de 1934 del Dr. Manuel Lozano Mejia Nieto del General Francisco Mejia mencionando que el General , quien conoció y defendio al Dr. José Eleuterio Gonzalez "Gonzalitos" de las amenazas de destierro que le impuso el General Mariano Arista comandante del Ejercito del Norte y Futuro Presidente de México, este General Arista había seducido a la esposa del Dr. Gonzalitos Doña Carmen Arredondo Gonzalez,en agradecimiento el Dr. Gozalitos al morir el General Mejia en 1851 protegió a su Viuda y a su única hija FRANCISCA MEJIA BARRAGAN que había nacido en 1845.
Cuando se casa la Hija del General Francisco Mejia Barragan, con el Señor Manuel Lozano tienen 3 hijas y el niño Manuelito quien a escasos 5 años quedaria Huerfano de Madre a l igual que sus tres hermanitas, siendo cuidadas por su Abuela Doña Antonia Barragan Arispe y protejidos por el Dr. Gonzalitos, siendo apoyado economicamente hasta que se titula de Medico de la Facultad de Medicina de la UANL,llegaría a ser Director del "HOSPITAL GONZALEZ" en 1909. El Dr. Lozano Mejia se caso y se radica en Lampazos Nuevo León, casándose un Hijo en 1917 aproximadamente en EU.
Cuando el envía esta carta al Historiador Don Santiago Roel en Mayo de 1934 no sabia que seria su últimos escritos ya que fallecería un mes después en un accidente automovilistico en Lampazos Nuevo León, de sus descendientes no se sabe donde se encuentran ojala lean este articulo y puedan contactarse para reconocerles su extirpe de descendientes del HÉROE DEL FORTÍN DEL PUENTE DE LA PURÍSIMA EN MONTERREY EN 1846.

Esta carta a decir del Ilustre historiador Don Santiago Roel ,narran acontecimientos que el nieto del General Francisco Mejia le toco vivir.

a continuación la CARTA:
..................................................................
Mayo 4 de 1934 Sr. Lic. Santiago Roel, Monterrey Apreciable señor: "Ha llegado usted a un punto en lo relativo a la historia de Gonzalitos, que reanima en mi corazón la gratitud y la veneración hacia el, que a su lado me forme hombre, no únicamente por las atenciones que le dispensara mi abuelo, el GENERAL FRANCISCO MEJIA, sino mas bien por su bondad, su filantropía y su cariño. Tengo para Gonzalitos una deuda de gratitud, que no poder pagar. Lo que soy y lo que valgo solo a el lo debo.
El lo dice y usted lo transcribe “solo Vivian sus nietos a quienes he visto con el cariño que debe verse a los hijos—“Es verdad. Para nosotros, mis hermanas y yo, fue un verdadero padre, ya que muertos los nuestros ( su mama Francisca Mejia Barragán había muerto en 1869 cuando Manuel tenia escasos 4 años), quedamos bajo el amparo y el cuidado solicito y cariñoso de nuestra abuela (Antonia Barragan Arispe ) la viuda del General Francisco Mejia.
Mi sabio maestro me vio como a sus propio hijo; me inicio en la carrera medica; guió mis pasos, prodigándome saludables enseñanzas, con su palabra y ejemplo. A su lado me hice hombre y a sus lado aprendí todo lo que se.
Poco antes de que terminara mi carrera murió Gonzalitos; pero generoso y previsor dejo un legado a mi favor, en poder del Dr. Juan de Dios Treviño para que, sin tropiezos económicos, siguiera adelante hasta obtener mi tirulo profesional.

Estaba yo a su cabecera cuando exhalo su ultimo aliento; presuroso llame a l Dr. Juan de Dios Treviño, quien momentos después conducía en su propio coche el cadáver de Gonzalitos, al Hospital Civil. Por orden expresa del mismo Dr. Yo me encargue del embalsamamiento, en unión de mi compañero de estudios, Jesús M. Guerra, de modo que todo quedara terminado y en propias condiciones para las horas fúnebres, que se le tributaron, por todo el pueblo de Monterrey. Su cuerpo reposa en la cripta que abrieron en roca viva, en la Capilla de Hospital, que ahora lleva su nombre.

Fui yo el ultimo de sus discípulos; y su predilección para mi fue tal, y tan noble y tan desinteresada, como no lo hiciera tal vez un padre. Era inmensa su bondad, como inmensa mi gratitud hacia el. Lo reconozco y lo expreso así en toda ocasión, porque esta arraigada en mi conciencia la idea, de que lo que soy solo a el lo debo.

Ruegole leer la copia de la carta que dirigiera al Sr. Don Francisco A. Cárdenas, con motivo de su iniciativa para la construcción en Monterrey del Nuevo Hospital que llevara el nombre de mi protector y maestro Dr. José Eleuterio González.

Perdone que tan extensamente haya distraído su atención; pero ha citado usted. En sus apuntes para la historia de Nuevo León, un hecho que repercute en mi alma, donde se anida la gratitud para Gonzalitos.-

Soy de usted, amigo afmo. Atto y S.S..-

Firmado MANUEL LOZANO MEJIA.” ......................................

LIGAS INTERESANTES:

1.-http://labatallademonterrey1846.blogspot.com/2009/04/4-de-abril-2009-aniversario-de-la.html

2.- http://labatallademonterrey1846.blogspot.com/2008/11/drmanuel-lozano-meja-1865-1934.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION ES MUY VALIOSA . DIME QUE TE GUSTARIA QUE SE AGREGARA A ESTA PAGINA. o ponte en contacto a https://twitter.com/prbgine